domingo, 19 de outubro de 2008

La Fuga

Pablo Picasso


Recorrí las playas de arenas ardientes
quemando las plantas de mis doloridos pies
Enfrenté las olas del mar bravío
mi cuerpo azotado por el látigo hecho de agua
Subí a la cumbre de la montaña más alta
las heridas de mis manos bañaron las piedras
coloreándolas con el rojo de mi sangre
Me perdí en la selva verde y húmeda
llena de musgo y sonidos amedrentadores
Al fin, agotado por la caminata escabrosa
Me senté al suelo y sonreí
Intenté dejarte a lo lejos
escapar de tus presas de mujer felina
pero no pude resistir a tus encantos y encantamientos
ni al amor que devora mi corazón
que late, desesperado, siempre cuando mis ojos miran
tu cuerpo
Carlos Cruz - 08/10/2008

2 comentários:

Cruela disse...

até que o feio não é muito desgraçado não.

Marcelo disse...

Que chique...! Sentimento em espanhol. Bem ao estilo Neruda. Ficou muito legal.